El ayuntamiento del municipio de San Andrés Cholula, a petición de vecinos del Edificio Torres Adamant, clausuraron un despacho jurídico que se encontraba oculto entre el inmueble de uso exclusivo habitacional

Se trata del despacho Filio&Icazbalceta de los abogados, Iván Filio Mijangos y César Sánchez Icazbalceta, que todo parece indicar qué este buffet de abogados no está constituido como sociedad civil o como sociedad anónima, por lo que sus oficinas estarían funcionando desde el clandestinaje.

Personal de Protección Civil Municipal, además del Ayuntamiento de San Andrés Cholula realizaron una visita sorpresa a las habitaciones que albergan el buffet jurídico y no tenían la documentación necesaria para poder operar, por lo que fue clausurado.

De hecho Filio&Icazbalceta, de los abogados, Iván Filio Mijangos y César Sánchez Icazbalceta, nació con mala estrella, desde que el mes de abril del 2019, fueron invitados a renunciar de la firma de abogados Aragón & Abogados cuyo titular es Rodolfo J Aragón Mijangos, del edificio JV III de Vía Atlixcáyotl.

El motivo de la salida de los de los dos abogados obedeció irregularidades qué les fueron detectadas durante sus actividades, por lo que no solamente fueron invitados a salir de las oficinas sino que vía medios de comunicación Aragón y Abogados, se desentendió de cualquier práctica que pudieran realizar a su nombre.

En esta ocasión, los inquilinos Torres Adamant, dicen ver afectada la plusvalía de sus propiedades con la colocación de un despacho jurídico, que además carece de los permisos correspondientes, por lo que solicitaron fuera clausurado.

Hasta el momento se desconoce la suerte de la firma de abogados, debido a que legalmente no están constituidos ni como sociedad civil ni anónima, lo que en forma aparente no parece ser ningún delito pero si el engaño para sus clientes.

De manera inicial del despacho jurídico ha sido clausurado y podrían ocurrir otra sanciones, de las que poco a poco se Irán conociendo.

En capilla notarías patito

La intervención de la Fiscalía General del Estado, qué fue objeto la hasta hoy en la Notaría Pública número 9 de San Andrés Cholula, debe de haber puesto al borde de los nervios a los titulares de otras notarías que tienen sus irregularidades, pero que las mantienen ocultas.

Durante la administración de Rafael Moreno Valle, y otras administraciones más, las notarías públicas, que se daban como regalos por compromisos políticos, parecían ser negocios redondos con el lujo de que fueron heredadas, ahora son un riesgo que lleva incluso a vinculaciones procesales

En el escritorio del Fiscal General, Gilberto Higuera Bernal, debe de haber una lista de notarías que en estos momentos están siendo investigadas y auditadas y que no tardan en ser un escándalo para sus propietarios, sobre todo las del sexenio anterior, que se obsequiaron a diestra y siniestra.

Nada más hay que recordar que a través de notarías es como se han perpetrado grandes estafas, dónde muchos vivos se han apoderado de propiedades abandonadas, a través de los famosos juicios de usucapión.

Nos vemos cuando nos veamos.