SECCIONES
avatar-header

Cereso de San Miguel - Puebla

Institución

PUBLICIDAD

El Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Miguel, conocido como “Cereso de Puebla”, es una prisión de tipo estatal ubicado en el kilómetro 2.5 de la carretera Camino al Batán, de la junta auxiliar Lomas de San Miguel en Puebla.

Capacidad del Cereso de Puebla

El Cereso de Puebla actualmente tiene una capacidad para atender a 2 mil 100 internos, pero en realidad existe una sobrepoblación cercana al 44%, con 3 mil 693. Mientras que en el área de mujeres, el 90% de los espacios ya están ocupados y existe una población de 358 internas.

Cambio de nombre

Durante la administración del gobernador Rafael Moreno Valle (2011-2017), el Centro de Readaptación Social cambió de nombre para convertirse en “Centro de Reinserción Social”. Esto se debió a que el concepto de Centro de Readaptación Social se puso en entredicho ya que, a pesar de tratarse de centros para readaptar, en realidad se convirtieron en instituciones del crimen. Por ello, quedaron solamente como lugares de reinserción social.

Fecha de fundación: Cereso San Miguel

El 15 de marzo de 1984, el entonces gobernador de Puebla, Guillermo Jiménez Morales, inauguró de forma oficial el Centro de Readaptación Social (Cereso) de San Miguel.

Primeros motines

Durante los primeros días de marzo de 1984, fueron trasladados al Cereso de San Miguel más de 900 internos sentenciados de la Penitenciaría de Puebla que se ubicaba en Avenida Reforma, entre 13 y 15 Sur, del Paseo Bravo de la ciudad de Puebla. Asimismo, otro tanto similar de la cárcel de San Juan de Dios, localizada en la calle 5 de Mayo y la 18 Oriente, en el primer cuadro de la ciudad de Puebla.

En el mes de mayo de 1988, se registraron dos motines al interior del penal. El primero, con el fin de destituir al director Enrique Zárate López, fue organizado por Jorge Pellegrini, ex agente de la Polícia Federal de Caminos y entenciado por 4 homicidios del elementos del Ejército Mexicano, además de Eduardo Aldana, sentenciado por asaltos bancarios y por la muerte de un subdirector de la Policía del Estado, tras un fallido intento de fuga.

El segundo motín fue para derrocar el autogobierno que había establecido Jorge Pellegrini, quien asesinó y descuartizó a un interno conocido con el apodo de "El Mongol", un conocido ladrón del barrio de San Antonio, quién fue acusado de robarse una pelota de marihuana. Además de ser descuartizado, parte de sus restos terminaron en un caso donde los presos preparaban carne de cerdo y, que sin saber, se lo comieron. El cráneo de este hombre terminó en el desagüe.

Calificación de la CNDH

En 2018, tras una extensa serie de evaluaciones, el Cereso de San Miguel obtuvo una calificación de 7.5 por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Además, el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria informó que los cerezos peor evaluados en garantizar la seguridad del personal fueron los de Tecamachalco, Acatlán de Osorio y Zacatlán.

PUBLICIDAD