Este jueves el Observatorio Ciudadano inició la evaluación final a las diversas áreas de la presidencia municipal de Tlaxcala para verificar el cumplimiento de indicadores y subindicadores del Formato Único de Gestión Municipal correspondientes al ejercicio fiscal 2020 y la alcaldesa Anabell Ávalos Zempoalteca fue la primera en ser sometida al escrutinio.

El auditor del Consejo Mundial de la Calidad, Eduardo del Río Martínez, reconoció la apertura de la presidenta para transparentar las acciones que realiza la administración y anticipó que Anabell Ávalos deja la vara muy alta.

En la apertura del proceso la alcaldesa le agradeció su apoyo para llevar a cabo esta cuarta evaluación, pues dijo que desde el inicio de su gestión se determinó abrir a la ciudadanía las puertas de la presidencia para transparentar las acciones y mejorar los resultados.

Abundó que este año en la cuarta evaluación el reto es alcanzar el ISO 18091 de gobiernos confiables, por lo que se siente contenta de los logros que se han obtenido, pues es un referente para futuras administraciones ya que Tlaxcala es el único municipio en el estado en ser evaluado por el Observatorio Ciudadano.

En tanto, el evaluador Eduardo del Río, quien ha participado en el Reconocimiento Internacional de Confiabilidad para Gobiernos Locales, con enfoque en la norma ISO 18091:2014 en diversos municipios, indicó que su función es corroborar y no juzgar, por lo que agradeció la confianza para poder ser parte de este proceso que genera sinergia entre población y autoridades.

A su vez el presidente del Observatorio Ciudadano, José Carlos Gutiérrez Carrillo, afirmó que con esta acción han aprendido a correlacionar y compaginar el entorno en un camino de aprendizaje para mejorar la administración pública, pues se ha logrado que varias áreas tomen un buen giro gracias a la apertura de las autoridades.