Un juez federal del estado estadounidense de Pensilvania desestimó una demanda presentada por la campaña del presidente Donald Trump que busca bloquear los millones de boletas electorales enviadas por correo.

Hasta ahora, el equipo de Trump se ha negado a anunciar la derrota del presidente a su rival, el ex vicepresidente demócrata Joe Biden, y dijo que una gran cantidad de votos por correo se emitieron ilegalmente.

La demanda alegaba que algunos condados de Pensilvania permitían que los votantes que sufragaran por correo emitiesen boletas provisionales como una forma de solucionar problemas.

El fallo del juez del Tribunal de Distrito de Estados Unidos, Matthew Brann, argumentó que la demanda proporcionó "argumentos legales forzados y sin mérito alguno y acusaciones especulativas, sin fundamento en la denuncia operativa y sin pruebas". Además, agregó que la campaña de Trump fue demasiado lejos.

"En Estados Unidos esto no puede justificar la privación del derecho a voto de un solo votante, y mucho menos de todos los votantes del sexto estado más poblado del país", escribió el juez, quien fue designado por el ex presidente demócrata Barack Obama.

Con información de Xinhua