La senadora de Tlaxcala por el Partido Acción Nacional (PAN), Minerva Hernández, se presentó en el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) para entregar su carta de intención con miras a ser aspirante a la candidatura por el gobierno del estado.

De esta manera, la albiazul se reunió con el presidente panista, Marko Cortés, a quien entregó el documento. Asimismo, estuvieron presentes el dirigente estatal panista, José Temóltzin, así como el delegado del CEN en la entidad, Rafael Micalco.

El presidente nacional del PAN reconoció el trabajo y trayectoria que tiene la senadora, a quien le externó todo su apoyo y le deseó éxito en la determinación que se tome a nivel local.

Como lo señalé anteriormente, iremos con una mujer que posea una amplia experiencia política y legislativa, con un conocimiento a profundidad de la problemática del estado, con una trayectoria limpia y, sobre todo, con un gran amor por Tlaxcala, para encabezar un buen gobierno”, acotó.

El propio Marko Cortés externó vía redes sociales que la entrega de esta carta de intención por Minerva Hernández corresponde a la “eventual coalición para la gubernatura”.

En este sentido, la senadora y actual vicepresidenta de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, agradeció al líder nacional panista, asegurando que “¡Vamos con todo!”

Asimismo, durante el evento Minerva Hernández subrayó que es una auténtica convencida de la fórmula aliancista, de la suma y multiplicación de esfuerzos y voluntades en favor de la sociedad tlaxcalteca, “ante el ejercicio de poder que hoy impera en nuestro país, donde todos somos testigos de la destrucción que día con día protagoniza el gobierno federal, de su soberbia y prepotencia en el poder legislativo y los estados que gobierna”.

No podemos permitir que siga socavando la democracia que tantos años ha costado construir. En importantes segmentos de la población se escuchan las voces que exigen colocar en el centro de la agenda pública a las y los ciudadanos”, dijo.

Puntualizó que la economía se encuentra en crisis, la salud ha sido golpeada abruptamente y hoy la escasez de medicamentos y tratamientos alcanzan niveles de marcada impotencia y tristeza ante las familias mexicanas.

Finalmente, expuso que se debe demostrar que “somos capaces de conseguir un proyecto que tenga como principales latidos los corazones de la sociedad tlaxcalteca, esos latidos que muevan las almas, como lo decía Gómez Morín, y que hagan del gobierno de Tlaxcala, un motor que impulse al estado, para hacer de él, una entidad ordenada y generosa”, concluyó.