La Coordinación General de Ecología (CGE) anunció la llegada de tres ejemplares de lobo mexicano (Canis lupus baileyi) al Zoológico de Tlaxcala como parte del Programa de Intercambio Animal, Conservación, Reproducción y Recuperación de Especies en Cautiverio que realiza el parque.

David Guerrero Tapia, titular de la CGE, indicó que el 3 de marzo llegaron a la entidad, en el marco de la conmemoración por el “Día Mundial de la Vida Silvestre”, tres ejemplares machos de lobo mexicano, uno de 6 años sietes meses y dos crías de un año nueve meses cada una.

Guerrero Tapia agregó que el Zoológico de Tlaxcala recientemente se sumó al Programa Nacional de Recuperación de Lobo Mexicano, por lo que la llegada de estos ejemplares representa una oportunidad para que el estado contribuya a la conservación y reintroducción a su hábitat natural de esta especie emblemática del país.

El funcionario estatal explicó que al ser una especie que se encuentra en peligro de extinción, el Zoológico de Tlaxcala fue elegido para su conservación, y los ejemplares llegaron desde el criadero de fauna “La Mesa”, ubicado en el estado de Nuevo León.

En su oportunidad, César Toriz Hernández, responsable del Zoológico de Tlaxcala, detalló que los tres mamíferos llegaron en perfectas condiciones de salud y cuidados, y cuentan con certificado médico reciente de sus vacunas.

Toriz Hernández puntualizó que estos tres animales –papá e hijos- pertenecen a la familia de los cánidos, parecidos a un perro doméstico, de régimen carnívoro, los cuales pueden llegar a vivir de 15 a 20 años de edad.

Cabe señalar que el lobo mexicano es una subespecie del lobo gris que habita en diversas zonas boscosas, desérticas y semiáridas de América del Norte, tiene una longitud aproximada de 1.30 a 1.80 metros y una altura máxima de 80 centímetros.

Estos mamíferos pueden llegar a pesar entre 27 y 45 kilogramos, su pelaje es corto abundante y de color marrón amarillento con tintes negros y grisáceos; y ojos color amarillo ámbar.