Luego de presentar los resultados de la primera auditoría al proceso de entrega recepción en la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), la presidenta del organismo, Jakqueline Ordóñez Brasdefer no descartó acciones legales o administrativas por las supuestas irregularidades detectadas en la gestión de Víctor Manuel Cid del Prado Pineda.

Se tiene que proceder y no solamente administrativamente ante el Órgano de Fiscalización, si procede penalmente, se hará; finalmente, mi obligación al estar al frete del organismo es denunciar los hechos y posibles hechos que se determinen”, dijo.

Jakqueline Ordóñez Brasdefer, comentó que al concluir la entrega recepción con el Órgano de Fiscalización se darán a conocer todas las presuntas observaciones e inconsistencias que se encuentren, por lo cual conforme a sus competencias se procederá con las denuncias correspondientes.

Recordó que desde el inicio de su administración se han estado recabado datos con la finalidad de formular una denuncia penal, sin embargo, dijo que el Ministerio Público será el último en decidir si hubo o no responsabilidad o se deslindan los señalamientos, adelantando que será respetuosa de lo que la autoridad determine.

Jakqueline Ordóñez Brasdefer dijo que será respetuosa con la sociedad para solucionar cada queja que presente, así como salvaguardar los derechos laborales del personal dentro del organismo, para que fluya la comunicación y el trabajo.

Cabe recordar que en la primera  auditoría hecha a la CEDH se encontraron atrasos e periodos de inactividad de más de 30 días  en expedientes de 2016, 2017 y 2018, por lo cual en próximos días continuará la segunda parte de la auditoría