Como parte del cambio de administración de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Jakqueline Ordóñez Brasdefer, titular del organismo indicó que trabajarán para reducir el número de expedientes de quejas activos combatiendo el rezago que se tiene dentro de la CEDH.

Retomando un caso de 2018, la CEDH emitió la recomendación 01/2021 en presencia de la quejosa Marlene Alonso Meneses quien denunció ante la comisión su caso que incluye presunta discriminación por razón del género, violaciones al derecho a la igualdad y al trato digno, violaciones al derecho a la integridad y seguridad personal y violencia psicológica, política, institucional y laboral. 

El trámite que inició en marzo de 2018 vinculó a José David Cabrera Canales y Francisco José Morones Servín quienes en su momento eran comisionados del Instituto de Accesos a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de Tlaxcala (IAIP-Tlax), organismo donde Marlene Alonso Meneses fue nombrada como titular del consejo.

Según el expediente CEDHT/PVG/18/2018 José David Cabrera Canales le expresó a la quejosa que el congreso se había excedido en su designación al frente del IAIP-Tlax por el hecho de ser mujer; además de que en diversas sesiones en confabulación con Francisco José Morones Servín, presionaron a la víctima en la toma de decisiones, votando en su contra para demeritar su trabajo; sumado a una declaración ante medios de comunicación asegurando que la entonces titular del IAIP-Tlax sufría de un problema sicológico por denunciar ser víctima de violencia de género.

Esta recomendación trata sobre relaciones asimétricas de poder pues se cometieron sistemáticamente actos de discriminación y violencia con razón de género, naturalizando la misma, estos actos denunciados fueron violencia psicológica, política, institucional, laboral y en la comunidad. Estos estereotipos que persisten en la sociedad tlaxcalteca que impiden la visualización de la discriminación negativa y violencia hacia las mujeres provocando una relación asimétrica de poder”, indicó Jakqueline Ordóñez Brasdefer.

En base a esto, la CEDH emitió la recomendación a los integrantes del consejo general del IAIP-Tlax para que colaboren con el organismo autónomo en el seguimiento del proceso respecto a las faltas administrativas consideradas como graves en la violación de los derechos humanos.