En México, ocho mil personas mueren al año por cáncer de pulmón. Por lo que es importante tomar conciencia de la gravedad de estar expuesto a humaredas o vapores tóxicos, de manera continua, alertó la doctora Nancy Karina García Herrera, coordinadora delegacional de Servicio de Protección y Promoción de la Salud para Trabajadores IMSS (SPPSTIMSS) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tlaxcala.

Esto, porque derivado de las bajas temperaturas que se están presentando en la entidad, muchas familias acostumbran generar calor dentro y fuera de sus viviendas con leña o carbón. Es altamente peligroso hacerlo dentro de las viviendas, en tanto al inhalar mayor cantidad de humo, puede llegar a intoxicarse la familia completa y en algunos casos, con consecuencias fatales. Por ello, no debe prenderse fuego dentro de las viviendas, además, el riesgo de un incendio mayor o sufrir quemaduras, es inminente.

Muchos más, fuman cigarrillos en mayor proporción a lo habitual, en tanto sienten calorcito, pero a mayor consumo de tabaco, mayor intoxicación también, afectando sus pulmones irremediablemente.

Quienes en sus centros de trabajo estén en contacto con sustancias tóxicas, expuestos a altos niveles de contaminación, radiación, radón, asbesto, plomo, arsénico, etcétera, deben protegerse todo el tiempo con sus mascarillas de seguridad industrial, mismas que tienen que ser de uso estrictamente personal, así se evitarán riesgos de contagio.

Es importante destacar que el cáncer de pulmón, también afecta a los fumadores pasivos (personas que a pesar de no consumir tabaco se encuentran expuestas con frecuencia al humo del cigarro). Esta condición los hace susceptibles a desarrollar cáncer de pulmón con el mismo riesgo que un fumador activo.

Si han estado expuestos y presentan estos síntomas: ronquera, pérdida de peso, dificultad para respirar, cansancio, debilidad, infecciones como bronquitis o neumonía que no desaparecen o son recurrentes y tos persistente, deben acudir al médico y empezar su atención médica, antes de que sea demasiado tarde, precisó la especialista del IMSS en Tlaxcala.

Para disminuir el riesgo de padecer esta enfermedad, la doctora recomendó no fumar, evitar el humo de las personas que fuman y llevar una alimentación balanceada en la que se incluyan suficientes frutas y verduras, tomar mínimo 8 vasos de agua simple durante el día, así como realizar actividad física frecuente y en su centro de trabajo utilizar todos los accesorios de protección personal. En casa, como ya se planteó, no volver a usar leña o carbón, para generar calor.