Comuneros de San Bernabé, Amaxac, expusieron en rueda de prensa presuntos abusos de autoridades del Comisariado Ejidal y el Consejo de Vigilancia, así como la integración de una comisión que no operaría de manera legal desde agosto pasado.

Gloria Hernández Hernández, en representación de los comuneros, dio a conocer que autoridades que encabezan las distintas instituciones agrarias en Tlaxcala presuntamente se adueñan de terrenos y dan fe a actos fuera de la ley, generando caos al interior de los núcleos agrarios.

Ello ante una explotación de tierras que presenta la cantera de Amaxac, la cual a la fecha no ha sudo justificada. También acusaron al Registro Agrario Nacional, así como la Procuraduría Agraria, pues afirmaron que aprovecharon la pandemia de Covid-19 para realizar procedimientos de atención lentos y burocráticos.

Denunciaron a Crecenciano Espinoza Guarneros, presunto comisario de bienes comunales de San Bernabé, por la nula entrega de cuentas de la explotación de la cantera de material pétreo (tezontle y tepetate), en donde se calculan los ingresos entre 9 y 11 millones de peso.

Acusaron de querer, presuntamente, expropiar 53 hectáreas del polígono de la comuna de 88 que lo conforman. Hicieron responsable al Comité de Vigilancia encabezado por Tomás Hernández López y la creación de una comisión más utilizando firmas de actas que avalaron su nombramiento.

El comisariado de bienes comunales fue electo en mayo de 2019 y hasta mayo de 2022 dejará su puesto, por lo que los pobladores pidieron que se les dé una solución.

Gloria Hernández subrayó que la empresa Texcoco extrajo aproximadamente 14 mil viajes, mientas que la de Tlaxcala 7 mil, durante cada noche, con un costo de de 500 pesos cada uno.

El padrón de comuneros hasta 2014 era de 160 titulares, para 2017 por 143, sin embargo, en 2021 el registro agrario entregó una relación de 81 comuneros.