La diputada local, Lorena Ruiz García, agradeció la decisión del Ejecutivo estatal para separar del cargo al director del Instituto Tlaxcalteca de la Juventud (ITJ), Edgar Arturo Martínez Bermúdez, con el propósito de que enfrente los señalamientos por presunta violación, hecho dado a conocer por una reportera que radica en Ciudad de México.

Reconoció que pese a que las acciones llegan a ser penosas, su deber será no callar y levantar la voz a favor de las mujeres.

“Mi deber es alzar la voz por todas esas mujeres que tienen miedo y que están laborando en el instituto, y que no se acercaban a denunciar por temor a que las despidieran […] siempre van a encontrar en mi ese apoyo”.

Manifestó que cuando las autoridades realicen el trabajo que les corresponde, y atiendan a las mujeres vulneradas por violencia o acoso, se puede hablar de que al fin existe una confianza de las mujeres para denunciar y la pérdida del miedo.

Por ello recordó que por parte de su Comisión se presentó una Iniciativa con la finalidad de que los ministerios públicos que atienden estas situaciones sean capacitados.

“El trabajo de las instituciones es medular para que puedan creer y tener esa cultura de denuncia también”.

Finalmente exhortó a todas las mujeres trabajadoras dentro del Congreso del estado y del gobierno, acercarse con ella para denunciar situaciones de acoso o violencia de género, pues dijo “no se puede quedar en rumores de pasillos, es necesario denunciar para que estas situaciones se puedan terminar”.

Señaló que en los pasillos del Congreso no se han dado este tipo de situaciones, sin embargo, estará abierta para cualquier mujer que quiera acercarse a hablar.