En entrevista, Eréndira Cova Brindis, titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP), informó que durante 2022 se han presentado 30 quejas contra servidores públicos, dentro de las cuales resaltan por situaciones burocráticas.

“Que les hacen esperar en alguna dependencia por un tiempo exagerado o que nos les entregan un documento en tiempo y forma, que les retrasan los trámites, principalmente”.

Señaló que a todas las quejas se les ha dado atención y turnado a los titulares y dependencias correspondientes.

Abundó que durante 2021 se presentaron cuatro quejas, sin embargo, gracias a la implementación del Buzón de Denuncia Digital a partir de enero incrementaron las quejas, principalmente, de Ministerios Públicos y Secretaría de Salud (Sesa), por temas de atención.

También resaltó que entre las quejas, varias son remitidas por la Función Pública federal, por lo que son presentadas directamente ante la presidencia de la República.

Eréndira Cova Brindis recordó que la idea principal de los buzones de denuncia es que exista una comunicación hacia el ciudadano y contacto para saber qué sucede.

“Las quejas se reciben y se turnan, dependiendo de lo que contienen, se le pide a la dependencia correspondiente y al titular que le de atención e informe del seguimiento”.

También informó que existen expedientes rezagados por la pasada administración que datan de 2017, en donde se contabilizan alrededor de 500 de la Dirección Jurídica, las cuales dijo, “se tienen que cumplir los tiempos para su atención, pues algunos son de tres hasta 10 años”.

Finalmente, Eréndira Cova Brindis exhortó a los servidores públicos a generar un cambio de actitud en el servicio, pues muchas de las quejas del Sector Salud van por falta de atención, la cual, recordó, se da desde el momento en el que el ciudadano tiene contacto con el elemento de seguridad desde su entrada al edificio.