En entrevista, el presidente municipal de Huamantla, Salvador Santos Cedillo, reconoció que la venta de drogas, como el cristal, y alcohol son de los principales problemas que enfrenta el ayuntamiento.

Manifestó que la ciudadanía y padres de familia deben ser un ejemplo para los jóvenes, pues aceptó que se requiere atención urgente en las comunidades en donde se llegan a realizar de forma clandestina bailes populares, proliferando la venta de alcohol y drogas.

El munícipe declaró que en muchas ocasiones se requiere elementos de Protección Civil y Seguridad:

“Son temas complicados al tratar de dialogar con más de 300 pobladores que presentan un estado inconveniente por el consumo de alcohol”.

Pese a ello, el alcalde negó que su administración se vea rebasada por estas acciones de la población.

“No es un rebase el que tenemos por parte de las comunidades, porque tampoco tenemos fiestas clandestinas al por mayor […] Siempre la seguridad es una parte que tenemos que atender la federación, el estado y los municipios”.

Señaló que continuarán trabajando realizando constantes rondines junto con la Guardia Nacional y Policía Estatal, con la finalidad de prevenir ilícitos o el consumo y venta de estupefacientes, asimismo, negó que exista crimen organizado en la zona.

“Yo no puedo asegurar que existe, cuando se hace una detención lo primero que aseguran es que son de un cartel pero nosotros no podemos asegurar […] la Fiscalía es la que tiene que determinar si son crimen organizado o un cartel”.

Informó que entre los “focos rojos” se encuentran las comunidades de Xicoténcatl y Zaragoza en jóvenes de 18 a 28 años.

Ante ello recordó que en días pasados restringió de manera total la venta de bebidas alcohólicas en la comunidad de El Carmen Xalpatlahuaya, principalmente, ante la presencia de instituciones universitarias como la Autónoma de Tlaxcala y Tecnológica de Tlaxcala.