Luego que el pasado 7 de abril se diera a conocer la desaparición de Ana Laura López Loaiza, joven de 23 años originaria de Huamantla, este lunes familiares, vecinos y amigos se fueron cita frente al Palacio de Gobierno para exigir a la gobernadora, Lorena Cuéllar Cisneros, audiencia y saber los avances que tiene la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Al grito “¡Que salga la gobernadora!”, los familiares recordaron que Ana Laura salió de su casa el pasado 4 de abril, fecha en la que por última ocasión se le vio portando un vestido blanco con flores amarillas y chamarra de mezclilla deshilachada, y al momento no se sabe nada de su paradero.

Algunas versiones señalan que en sus últimos mensajes, Ana Laura mencionó estar siendo seguida por dos sujetos, cuando salía de su casa para verse con una persona que al momento desconocen de quién se trate.

Los familiares durante este día recorrieron las principales calles del centro de la ciudad para presionar por avances de la desaparición.

Posteriormente se dirigieron a la PGJE, luego que el director de Gobernación, Mario Cervantes Hernández, saliera a dialogar con los habitantes indicando que la gobernadora no se encontraba.

Los inconformes acusaron de negligencia, falta de sensibilidad y carencia de información por parte de la PGJE. Exigieron avances del caso y resultados en la búsqueda de la joven.

Con el registro C.I.A.I. FEPDNL. TLAX-1/33/2022 quedó asentada la carpeta de investigación y ficha de búsqueda de Ana Laura, teniendo como señas particulares: un tatuaje color negro en el antebrazo derecho de una mariposa sobre una planta; un lunar en la clavícula derecha, una perforación en la parte superior de los oídos izquierdo y derecho.

Más tarde se menciona que la Procuradora estatal, Ernestina Carro Roldán, dará un informe al respecto. Finalmente, los inconformes cerraron las calles Ignacio Allende, Diego Muñoz, 20 de Noviembre y el zócalo capitalino.