Luego de dos años de pandemia, este primero de mayo nuevamente salieron a las calles docentes para exigir mejores condiciones laborales. Poco después del desfile realizado por el Sindicato Nacional de Trabajadores, Sección 31, el movimiento Bases Magisteriales reprochó que las actuales reformas de educación tengan fines políticos.

Dijeron seguirán luchando en beneficio del progreso educativo, calificando como “un retroceso” las actuales políticas educativas y defendiendo los derechos laborales de los agremiados.

Dejaron en claro que pese a que fueron obligados a desfilar como parte del primero de mayo seguirá vigente el movimiento de Bases Magisteriales para que los derechos de los decentes no se vulneren.

También como parte del Día del Trabajo, Antorcha Magisterial de Tlaxcala realizó un posicionamiento a favor de la mejora de condiciones de trabajo para los integrantes de su comité, mencionaron que con la pandemia las circunstancias exigen una mayor inversión para los docentes.

Solicitaron la creación de plazas para administrativos y docentes, pues señalaron que muchos docentes solo trabajan por un tiempo determinado sin certeza laboral.

Se pronunciaron también por la pronta vacunación para los menores de edad, dejando en claro que de no efectuarse lo antes posible como lo mencionó la gobernadora Lorena Cuéllar Cisneros se manifestarán, pues indicaron que las condiciones no son ideales para un regreso a clases.