El titular de la Secretaría de Salud (Sesa), Rigoberto Zamudio Meneses, informó que durante 2021 la entidad reportó siete casos de muerte materna, por lo que se encuentra por debajo de la media nacional.

Señaló que en 2021 la mayoría de las muertes que se presentaron fueron asociadas al Covid-19, sin embargo la Sesa registró que de los siete casos de muerte materna, seis ocurrieron en la dependencia y una más en el Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS).

Mientras que en lo que va del año se han presentado tres posibles casos, no obstante se encuentran en análisis y clasificación para determinar si pueden ser consideradas muertes maternas.

El funcionario dijo que la principal causa de muerte materna es la falta de atención e identificación de pacientes que presentan riesgo durante su embarazo.

“Los pacientes de alto riesgo no pueden ser atendidos en primero o segundo nivel, tienen que ir a un tercer nivel especializado para su atención”.

También se contempla la incompatibilidad al grupo RH, el haber tenido abortos previos sin saber el porqué, la hipertensión, preclamsia, entre otros dos factores.

Rigoberto Zamudio Meneses recordó que toda adolescente y persona mayor que se encuentre embarazada puede tener un riesgo alto de complicaciones a la hora de su parto, por lo que adelantó que la secretaría ya se encuentra en constantes acercamientos con ayuntamientos para prevenir estas situaciones.

A través del programa “Apoyo a la mujer embarazada” se brindan vehículos oficiales para sus traslado de forma gratuita, en caso de no tener automóvil.

Las muertes maternas se clasifican en directas e indirectas la primera derivado a complicaciones que sufren durante el embarazo mientras que la segunda son por diversas causas.

Finalmente, en caso de muerte fetal la Sesa ha registrado principalmente por defectos congeniaos o mal formaciones graves, en dónde incluso traen el doble o triple circular de cordón.