A trece meses de su lucha, integrantes del Movimiento por la Recuperación de Xicohtzinco, nuevamente se manifestaron frente al Palacio de Gobierno, exigiendo la destitución del actual presidente municipal, Luis Ángel Barroso Ramírez.

En esta ocasión los habitantes del municipio colocaron una cruz de flores y veladoras con pintura roja, frente al Congreso como parte de la asistencia de la madre del joven Gabriel “N”, asesinado en la pasada asamblea municipal, por lo que bloquearon todas las entradas y salidas.

Por esta razón, personal del Congreso justificó el retraso de la sesión permanente, recordando que al faltar uno de los diputados es imposible sesionar.

Con consignas en contra del gobierno del estado y de los legisladores, los inconformes recordaron que desde la administración de José Isabel Badillo Jaramillo se han visto violados sus derechos y los conflictos han desatado la inseguridad, arrebatándole la vida a dos personas.

Luciano Crispín Corona Gutiérrez, representante del movimiento, añadió que constantemente se solicitan audiencias para que el Poder Legislativo atienda el conflicto, no obstante, se niegan a atenderlos con la justificación de que el diputado Lenin Calva Pérez presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, Gobernación y Justicia y Asuntos Políticos, está en receso.

Alegó que no se buscará que el edil Barroso Ramírez deje el puesto sólo por determinado tiempo, por el contrario, adelantó que el movimiento no descansará hasta que este sea removido en su totalidad.

Aprovechó para señalar que la familia del joven asesinado no ha tenido ningún apoyo, ni acercamiento de autoridades, por lo que se mantendrán en lucha hasta que los legislativos atiendan el caso.

Se espera que a lo largo del día la Comisión Permanente sesione para llevar a cabo avances al caso de Xicohtzinco.