Luego de dos años cerrado por pandemia de Coronavirus, este viernes el ayuntamiento de Tlaxcala, presidido por Jorge Corichi Fragoso, reabrió el Parque Temático de Tizatlán.

En su mensaje, el edil reconoció que uno de sus objetivos es el rescatar áreas culturales e impulsar el turismo en la capital, principalmente con turistas de los estados de Morelos, Hidalgo, Puebla, Ciudad de México (CDMX) y Estado de México (Edomex).

Pese a que en Tlaxcala no se cuenta con playas o lugares que generen la presencia de un gran número de turistas, Corichi Fragoso confió que la historia y riqueza cultural incentivará el crecimiento económico, social y cultural, por lo que también adelantó la próxima remodelación de la Plaza Juárez.

Reconoció que el cierre del parque durante dos años no fue culpa de la administración anterior, sin embargo, detalló que hará todo lo posible por recuperar las áreas turísticas, sin dejar pasar la falta de recursos que le heredados las administraciones anteriores.

Por su parte, Carlos Ávila, presidente de comunidad Tizatlán, llamó a ser un buen anfitrión para los visitantes y agradeció la implementación de estrategias que generen la dotación de recursos Tecnológicos para apoyar a las nuevas generaciones.

Aprovechó para pedir a las autoridades se considere incluir en la nómina a personas con discapacidad de Tizatlán, a fin de brindar espacios para desarrollo de habilidades y conocimientos de la misma población, y se comprometió a hacer buen huso de las instalaciones del parque temático.

Para su reapertura del parque se contaron con 11 trabajadores ofreciendo un espacio de esparcimiento y actividades recreativas en un horario de 9 a 17 horas con un costo de 10 pesos la entrada.

Mientras, Mariana Espinosa de los Monteros Cuéllar, presidenta del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (SEDIF) agradeció la apertura de este parque temático y confío que el centro será visitado por familias Tlaxcaltecas para algún día ser conocido no solo a nivel estatal o nacional, también mundial.

Dicho parque contará con un avión Boeing 727, matrícula 3504, donado por la Fuerza Aérea Mexicana, en cuyo interior se ofrece un viaje virtual, además de otras atracciones como cafetería, tienda de artesanías aula digital y sala de cómputo.