En la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), del segundo trimestre de 2022, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), dio a conocer ligeros cambios en la percepción de inseguridad en Tlaxcala capital.

En marzo de 2022 Tlaxcala obtuvo 56.7 por ciento en la percepción social sobre inseguridad pública, por ciudad de interés, y para el mes de junio de 2022 se colocó en 53.1 por ciento, sin mostrar grandes cambios sustanciales ya que en junio del 2021 alcanzó 51.0 por ciento.

Lo anterior significaría que poco más de la mitad de los capitalinos se mantiene con la misma opinión, respecto a sentirse seguros o inseguros en las calles de la ciudad, obteniendo un cambio de menos 6.4 por ciento.

A nivel nacional y estatal los lugares en donde la población manifiesta sentirse más insegura se encuentra, al visitar el cajero automático, seguido del transporte público, bancos, y mercados entre otros.

De igual manera, en ciudad de Tlaxcala un 28 por ciento de la población de 18 años y más experimentó conflictos o enfrentamientos manera directa con familiares, vecinos compañeros de trabajo o escuelas, así como establecimientos o con autoridades de gobierno, disminuyendo estos índices a comparación con el primer trimestre de 2022 con cifras de 30.6 por ciento.

Pese a que Tlaxcala a nivel nacional no se ubica entre los más altos índices de percepción de inseguridad, la encuesta de Inegi reflejó que la mayoría de los tlaxcaltecas, entre 75.0 y 88.2 por ciento, ha atestiguado conductas correspondientes al consumo de alcohol en las calles, entre 49.8 y 65.1 por ciento incivilidades robos o asaltos, vandalismo o disparos con arma.

Lo que ha ocasionado que en la entidad alrededor del 48.3 por ciento y 63.4 por ciento decidieran realizar cambios de hábitos por temor a la delincuencia o acciones como disminuir las salidas a los menores de edad.

Es de destacar que la encuesta también apunta el desempeño que perciben los tlaxcaltecas, en cuanto a las autoridades, obteniendo de 30.5 a 44.2 por ciento que consideran no efectivo el desempeño de la policía preventiva municipal y más de 52 por ciento el desempeño del ejército y Guardia Nacional.