El secretario de Gobierno (Segob), Sergio González Hernández, aseguró que la necropsia de Quirino “N”, en Xaltocan, efectuada por la Procuraduría General de Justicia (PGJE), está perfectamente apegada a protocolos de realización, por lo que descartó anomalías en su resultado.

Ante la pregunta por una segunda necropsia, el funcionario señaló que los familiares desistieron al tener oportunidad de saber el resultado, junto con asesores jurídicos, Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y legistas del estado de Puebla y externos en la necropsia.

También desconoció las causas que originaron el infarto al ahora fallecido, limitándose a señalar que la necropsia sólo revela esos datos.

Detalló que las patrullas que fueron destruidas durante el conflicto en Xaltocan deberán ser restituidas por el munícipe, sin embargo, no descartó que el gobierno estatal pueda apoyar de algún modo la adquisición de nuevas unidades.

Sergio González Hernández recordó que ante la violencia y vandalismo efectuados en algún municipio o comunidad, siempre habrá procedimientos legales por los daños realizados, en el caso de Xaltocan, tanto a la comisaría como a las patrullas.

Ante señalamientos de que el edil José Luis Hernández Vázquez, destituyó el cien por ciento de su plantilla de seguridad, dijo que tiene la obligación de implementar todo su cuerpo de seguridad, para brindar vigilancia y, en su momento, se acercó a platicar con el edil sobre este tema.

“Yo platiqué con él, inclusive, le dije que tenía que hacer una consideración en ello, que todo el personal del segundo turno que no estuvo presente ese día, pues que los debería de invitar y explicar que todos los elementos son de la población y que había algún temor”.

Al momento, indicó que no existen policías ni personas detenidas por el fallecimiento de Quirino “N”, ni por los destrozos ocasionados en la Dirección Municipal de Seguridad Pública.