El alcalde de Xicohtzinco, Luis Ángel Barroso Ramírez, dio a conocer que en caso de que el Congreso del Estado dictamine en la desaparición del ayuntamiento, acatará las consecuencias.

En breve entrevista, el presidente municipal reconoció que, en caso de que se cumplan las pruebas para su destitución, abandonará la lucha por la que, incluso, se han provocado dos muertes.

Aseguró que en todas investigaciones se ha trabajado junto con la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), aportando las pruebas suficientes para esclarecer la muerte de Gabriel “N”, quien falleció durante la última reunión con pobladores y representantes del Movimiento por la Recuperación de Xicohtzinco por el disparo de un arma.

Dejó en manos del Poder Legislativo y autoridades correspondientes la decisión sobre el ayuntamiento, recordando que hasta el momento, los inconformes por su administración continúan tomando el control de la presidencia municipal, sin embargo, no han dejado de atender a la población en la medida de lo posible.

“Sin en cambio si no hay algo que dictamine o no hay pruebas suficientes yo voy a seguir trabajando”.

Ante los señalamientos sobre un cambio de partido político, Luis Ángel Barroso Ramírez, no negó ni aceptó que dejará el Sol Azteca.

No obstante, señaló que en estos momentos se enfocará en su administración y en el trabajo por el bien de la ciudadanía, asegurando que siguen los acercamientos con su bancada pese a que el dirigente estatal del PRD, Julio César Pérez González, ha señalado la falta gobernabilidad dentro del municipio.