Docentes y trabajadores del Sindicato “7 de Mayo” nuevamente se manifestaron frente al Palacio de Gobierno, exigiendo una audiencia con la mandataria, Lorena Cuéllar Cisneros, con el objetivo de demandar un mejor servicio de salud para los jubilados.

Los inconformes, reclamaron que desde hace tres meses las Farmacias de Pensiones Civiles no surten los medicamentos que solicitan, tardando hasta más de un mes en entregarles dosis para cáncer o diabetes.

Reclamaron que los medicamentos que llegan a surtir son genéricos, por lo que señalaron que no permitirán que su salud se vea deteriorada por falta de calidad en los laboratorios y farmacias.

De la misma forma denunciaron que el servicio de ocho clínicas se ha visto suspendido, afectando a trabajadores que solicitan atención y seguimiento de su enfermedad.

Los servidores públicos hicieron un llamado a todos los trabajadores sindicalizados del gobierno del estado y municipal, así como docentes a luchar por sus derechos laborales, señalando que muchos no han querido manifestarse por temor a represalias.

De igual forma, acusaron a sus líderes del sindicato por no pelear por sus derechos, lamentando que no existe respaldo por parte de ellos y desconocido el motivo.