En conferencia de prensa, el delegado de la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos (Conatram) Tlaxcala, Pedro Carmona Zamora, denunció que continúan los robos y extorciones en las carreteras estatales y federales por bandas y autoridades de seguridad municipal.

Acusaron de abandono a gobiernos pese a ser transportistas que, con o sin pandemia, continúan trabajando en la exportación y tránsito de diversos giros, pues señalaron que no existe vigilancia en kilómetros de las carreteras.

Dicha falta de elementos ha ocasionado que sean víctimas de robo, en vialidades estatales, principalmente, en el Arco Norte, Apizaco y hacia San Martin Texmelucan.

“Para empezar, en Arco Norte es una porquería de carretera, toda agrietada e insegura, no hay retorno y si nos asaltan no hay seguridad”.

Desde Tlaxcala llamaron a todos los gobernadores y presidentes municipales a evitar el chantaje de elementos de seguridad, contra transportistas, de lo contrario adelantaron marchas y manifestaciones.

Esto, derivado a que señaló que han presenciado elementos de seguridad tratando de extorsionarlos.

“A lo mejor tienen convenios con la delincuencia y les dan sus horarios, porque nos roban un carro y ya cuando lo encontramos es cuando llegan”.

Pese a no dar cifras exactas de los asaltos, aseguró que los más de dos mil afiliados en la entidad, presentan diariamente alrededor de 20 robos de unidades, los cuales muchas veces no son reportados por burocratismo y pagos excesivos a grúas, policía de investigación y perito.