El secretario de Gobierno (Segob) estatal, Sergio González Hernández, calificó como “un acto de intransigencia” la actitud de la dirigente de la Sección 27 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA), Blanca Águila Lima, al manifestarse y cerrar las oficinas de la Sesa, ubicadas en la carretera Chiautempan-Apizaco, a la altura del Centro Comercial Gran Patio.

Luego del evento de Cumbre Nacional de Desarrollo Tecnológico, Investigación e Innovación 2022, el funcionario informó que a pesar de que el gobierno del estado ha mantenido diálogo abierto con Blanca Águila, ella continúa oponiéndose a los trabajos de nivel estatal y federal.

“Está en una posición de negar y oponerse a los avances que, inclusive, a nivel nacional han venido ya aceptando de trabajar conjuntamente con el Programa de IMSS-Bienestar y darle todo el sustento, tanto del orden jurídico, como operativo para mejorar los servicios de salud”.

Detalló que las manifestaciones están sucediendo, derivado a la pérdida de beneficios y canonjías que ha obtenido a través de los años la líder sindical.

Aseguró no se ha trastocado los derechos de los trabajadores, por lo que dijo, no entender la injerencia que aún persiste en manejar el área administrativa que, apuntó, corresponde al gobierno del estado.

Los reclamos

Ante los reclamos de trabajadores sobre alimentos de mala calidad y caducados en áreas de salud, Sergio González Hernández, dijo que de ser verdadero el mal estado de ellos, la gobernadora, Lorena Cuéllar Cisneros, sería la primera en levantar la voz en contra de esta situación.

“Yo no sé si sean pruebas basadas en una realidad, no sé dónde están suponiendo que se estén entregando alimentos caducados […] eso no lo puede hacer el gobierno; se va a revisar para verificar si hay alguna responsabilidad de la empresa y si la hay, sin duda, la gobernadora o quien corresponda tomará cartas en el asunto”.

En caso de ser necesario y comprobado que desde la empresa envían alimentos caducos, Sergio González señaló que terminarán el contrato, sin embargo, cuestionó por qué hasta este momento los trabajadores decidieron denunciar, luego de un año de gobierno.

En cuanto a la falta de medicamentos, explicó que al inicio de la administración se encontró con un abasto de medicamentos del 25 por ciento, mientras ahora está por arriba del 85 por ciento, por lo que negó está situación.

Calificó la presencia de Blanca Águila como “un obstáculo” a través de diferentes oficios que ha enviado, mediante sindicalizados, para no aceptar los medicamentos del IMSS-Bienestar.

“No creo que esta intransigencia sea de los trabajadores, es de la líder que ha estado en un estado de no colaboración y le pedimos respeto al trabajo del gobierno del estado, que ella tenga que vigilar el derecho de sus trabajadores”.

Finalmente, adelantó la posibilidad de seguir dialogando con la también diputada local, pero podrían optar por un recurso de falta administrativa, dejando en claro que no se permitirá que el sindicato asuma responsabilidades que no le corresponde.