Con el objetivo de prevenir nuevos casos de Parálisis Flácida Aguda (PFA) entre la población tlaxcalteca, la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Tlaxcala (Coeprist) emprendió acciones de cerco epidemiológico en los municipios donde se identificaron personas con este padecimiento.

Al respecto, se realizaron 33 verificaciones a sistemas de abastecimiento en pozos de agua potable, así como inspección en negocios de venta de pollo para revisar el estado del alimento crudo, concretamente, en localidades donde se detectaron casos de PFA asociada a Síndrome de Guillain-Barré.

En el caso del agua potable, se tomó muestreo y se mandó al laboratorio estatal lo que arrojó como resultado que el 98 por ciento del agua está dentro de la norma. Además, se realizaron acciones de cloración.

Con respecto a las 202 muestras de carne tomadas de los negocios dedicados a la comercialización de carne pollo, el 94 por ciento mostró alta cantidad de bacterias, por lo que se procedió a capacitar a los vendedores en el correcto manejo del producto y su venta higiénica.

Desde la emisión del aviso epidemiológico, a inicios de marzo pasado, el Sector Salud en el estado mantiene una campaña de orientación y asesoría dirigida a los establecimientos de venta de carne de pollo para indicarles la normatividad que deben cumplir.

Ello incluye la manera en que deben manipular la carne cruda para mantener su salubridad, y cuidar la salud de los consumidores. También, la promoción de medidas sanitarias para evitar la contaminación cruzada e inhibir infecciones por la bacteria Campylobacter, causante de padecimientos gastrointestinales, así como de la PFA.

Al momento, se han realizado más de 200 capacitaciones en el manejo de cárnicos para comerciantes en pollerías.