Inseguridad, impunidad e importación indiscriminada de ganado centroamericano, son algunas de las problemáticas que enfrentan los 93 ganaderos que componen la Asociación Ganadera de Hueytamalco, explicó el tesorero de la organización, Gerardo de la Cueva.

En entrevista para Intolerancia Diario agregó que los robos de ganado están a la orden del día y explicó que los delincuentes suelen quedarse impunes, debido a la falta de procuración de justicia, que, señaló es responsabilidad de los ministerios públicos quienes no cumplen con su trabajo.

La inseguridad es algo que a los ganaderos les ha pegado mucho, al patrimonio de uno. Hoy te roban tus animales y no pasa nada (…) llegas con el ministerio público y si no fue el ministerio público fue el policía y la culpa siempre es de uno”, relató.

Sostuvo que incluso deteniendo a los responsables de los robos, las leyes y el sistema actual de justicia en México funciona como una puerta giratoria para que los delincuentes regresen a las calles a delinquir.

Las leyes las han cambiado, a mi me parece que falta mucha capacidad para entender los nuevos cambios. Todo el mundo busca la mejor forma de que el delincuente salga, pues el delincuente para ellos es negocio (rentable) y nosotros no”.

Apuntó que el segundo gran problema que afrontan los ganaderos del municipio de la Sierra Norte de Puebla es la importación de cabezas de ganado provenientes de Centroamérica, pues acusó que el descuido de las autoridades federales produce que sus animales tengan que ser vendidos a menores precios.

Están entrando un montón de jaulas de Centroamérica y es un mercado que no se protege y entonces cada día lo de nosotros vale menos (…) Nosotros antes teníamos una vaca y esa vaca tenía un valor era muy fácil de vender, antes si tenías una vaca valía 30 pesos, ahora vale 18 y nadie la quiere, porque entra ganado de Centroamérica muy barato”, recalcó al tiempo que cuestionó los criterios que se usan en la frontera sur del país en materia de sanidad e inocuidad.

Gerardo de la Cueva agregó: “Cuando tenemos un gobierno (federal) que abre las fronteras y recibe todo lo que se pueda, pues estamos condenados a tener un mal negocio”.

Añadió que han solicitado al ayuntamiento de Hueytamalco, que preside el priista, Eusebio De Gante Rodríguez, que se destine algún espacio para que un destacamento de la Guardia Nacional se instale en esta zona de Puebla a fin de reforzar la seguridad.