Los pocos comensales que se encontraban en los restaurantes y bares de los Portales de Puebla capital, salieron en busca de la plancha del zócalo al sentir el sismo de 7.1 grados Richter con epicentro al sureste de Acapulco, Guerrero.

En el corazón de la Angelópolis por la hora y la lluvia, se encontraban pocas personas, pero algunos ciudadanos comenzaron a gritar: “¡Tiembla!”

 

 

Además, el responsable de la Secretaría de Protección Civil y Gestión Integral de Riesgos, Gustavo Ariza Salvatori, advirtió que en estos momentos se está comenzando la evaluación de todo el Centro Histórico, con la aplicación del protocolo de seguridad. 

Hasta este momento, subrayó, que existe saldo blanco en Puebla, pero los operativos se mantendrán toda la noche de ser necesarios. 

"Aproximadamente hace unos 15 minutos que empezó el sismo en la ciudad de Puebla, se comenzó la revisión de todas las instalaciones estratégicas, así como los edificios públicos y privados del ayuntamiento del municipio que se encuentra trabajando con regularidad". 

Priorizó que no se reportan daños hasta este momento, pero se están revisando toda la red hospitalaria para ver en qué condición se encuentran principalmente a las áreas Covid-19 para que la gente se sienta tranquila con las revisiones y con lo que está pasando dentro del hospital. 

Reveló que las alarmas localizadas en unidades habitacionales y en general se activaron a tiempo para realizar evacuaciones. 

Insistió que se han revisado 25 hospitales, pero la red de hospitales no reporta daños considerables y evacuaciones, como ocurrieron en inmuebles del ayuntamiento.