Al entregar a 52 nuevos policías municipales, el alcalde Eduardo Rivera Pérez, insistió en su petición al Congreso de la Unión de regresar a los ayuntamientos los 180 millones de pesos anuales del Fortaseg.

Acentuó que en estos tiempos que vive el país no es aceptable que dejen desprotegidos y solos a los primeros respondientes de incidentes delictivos por estar siempre en comunión con los ciudadanos ante hechos delictivos.

Pero aclaró que con todo en contra, los ayuntamientos como el gobierno de la ciudad, siempre están preparados para encarar a la delincuencia.

Recapituló que es urgente que diputados federales y senadores regresen los recursos retirados por la Federación correspondientes al programa de Fondos para el Fortalecimiento de la Seguridad (Fortaseg).

Además pidió nuevamente a los diputados federales de Puebla no dejar solos a los municipios del país, particularmente al de la Angelópolis.

Recordó que durante el 2021 existía un fondo de cuatro mil millones de pesos que se llama Fortaseg, pero ese fondo desapareció y 16 municipios del estado, recibían 180 millones de pesos anualmente, como Atlixco, Tehuacán, San Martin Texmelucan, Tecamachalco, Amozoc, Tepeaca, Teziutlán y Puebla, gobernados por diferentes fuerzas políticas, pero ese recurso ya no lo reciben y es inaceptable que los dejen solos con esta tarea cuando ha sido una de las principales exigencias ciudadanas. 

Bajo ese panorama, exigió a los nuevos policías de la generación 33, conformada por 23 hombres y 29 mujeres, trabajar al 100 por ciento para mantener una ciudad segura. 

Precisó que se han formado en la Academia a 190 nuevos municipales, pero la meta para este  año es de alcanzar los 380 efectivos, casi el 60 por  del total de policías graduados en toda la administración del pasado. 

Valoró que todos estén acreditados en las pruebas y controles de confianza ordenadas por la autoridad Federal, además tienen la formación en prevención del delito, atención a víctimas, inteligencia y radiocomunicación, armamento y tiro policial, uso de armas, vigilancia y patrullaje. 

Los efectivos están capacitados también en los primeros auxilios, en derechos humanos, perspectiva de género y otras asignaturas sociales.