Por lo menos 40 elementos de la Policía de Investigación de la Fiscalía General del Estado (FGE), de los de reciente ingresó, tienen el temor fundado de que en la Fiscalía General alguien les esté jineteando una fuerte suma de dinero, por concepto de compensación, que debieron de haber recibido desde el mes de octubre y del que les han dado muchas largas, pese a que la Secretaria de Finanzas ya lo entregó.

Por medio de un mail llegado esta columna, los que se sienten afectados señalan a Leticia García quien es la subdirectora de asuntos financieros de la FGE, como quien les estaría jineteando un dinero que dicen, por derecho les corresponde.

Explican que ese dinero se conoce como J5, que se entrega por mes a los agentes de reciente ingresó y que es de 7 mil pesos para cada elemento.

Desde el mes de octubre les están debiendo esta suma, que es de por lo menos un millón 120 mil pesos, considerando que son 40 los afectados y que desde hace 4 meses que no se los entregan.

Parte de estos agentes, antes de enviar la queja, ya se enteraron por la Secretaría de Finanzas y les dijeron que ese dinero ya fue enviado a la Fiscalía General del Estado, es decir que ya se los debieron haber entregado.

De este problema debe ya de estar enterado el encargado de despacho de la FGE, Gilberto Higuera Bernal, por lo que además de la queja, los afectados solicitan que intervenga.

Méndez de regreso

Usted debe de recordar al Comandante Marco Antonio Méndez Rosas.

Ostentaba el cargo de Jefe de la Inspectoría del Área Metropolitana en Puebla de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), conocido también como "Comandante Platino".

Este es el comandante que se vio involucrado en la protección directa de un grupo de "madrinas", qué utilizando vehículos oficiales, armas oficiales e incluso credenciales, pero estás apócrifas, se dedicaban a extorsionar a hombres y mujeres que presuntamente tenían órdenes de aprehensión en su contra.

Es también señalado por haber brindado protección a una banda de asaltantes que operan en territorio poblano, además de ladrones de hidrocarburos, como el del conocido "Bukanas", que aún permanece prófugo de la justicia.

Y le comentó que por todos estos señalamientos el comandante ya había sido dado de baja y presuntamente le habían pedido la renuncia, pero no fue así.

El comandante Méndez permaneció oculto en las filas del grupo "Búho", que está especializado en la investigación de delitos de robo a cuentahabientes de la misma corporación.

Ahora le comento que este servidor público ya fue nombrado encargado de la quinta comandancia de la Policía Ministerial del estado, que está a cargo de las investigaciones de robos y asaltos, en otras palabras que regresó al mismo lugar de donde lo quitaron ante la presunción de que estaría involucrado en protección a delincuentes.

Y resulta que ya regresó.

Nos vemos cuando nos veamos.