La tarde del lunes la Fiscalía General del Estado (FGE), convocó a una conferencia de prensa de carácter importante, todo parecía indicar que en esta conferencia se iban a dar detalles e informes sobre la presunta muerte del agente del Ministerio Público de Ciudad Serdán, quién fue hallado calcinado en la cajuela de su vehículo Jetta.

Todo parecía indicar que el encargado de la fiscalía, Gilberto Higuera Bernal, iba a despejar todas las dudas sobre el crimen de un servidor público donde lógicamente estaría implicado el crimen organizado, pero no fue así.

La conferencia de prensa se basó en un video donde aparece una camioneta Suburban, de color gris, donde se dice iban a bordo el senador Rafael Moreno Valle y la gobernadora de Puebla Martha Erika Alonso, esto el pasado 24 de diciembre.

La camioneta en cuestión llegó al portón la casa 236, del Boulevard Hermanos Serdan, de la colonia Villa Posadas, propiedad del empresario José Chedraui Budid, antes de que ocurriera el fatal accidente del helicóptero.

Sólo esos detalles se dieron, un minuto y medio de video.

Pero todos los reporteros se quedaron con las ganas de saber el avance de las investigaciones del caso de Ciudad Serdán, donde la mañana del lunes fue hallado un vehículo Jetta a la orilla de la carretera, calcinado, y en la cajuela de este el cuerpo sin vida, también calcinado, de quién podría ser el agente del ministerio público qué no aparece desde la noche del domingo.

Pero las autoridades dijeron que no estaba en la agenda del fiscal Higuera realizar algún comentario o por lo menos confirmar que el occiso es un funcionario de la Fiscalía General del Estado.

Un millón de pesos, tras una ejecución 

Pero mientras la Fiscalía persiste en ocultar información de casos de trascendencia como el de Ciudad Serdán, ya existe un rumor que recorre los pasillos de la FGE.

El rumor insistente señala un candidato a presidente municipal de la zona de “El Triángulo Rojo",  qué habría contratado y pagado incluso un millón de pesos para qué alguno de los funcionarios de la fiscalía le "hiciera el favor", de borrarle sus antecedentes penales lo que nunca ocurrió aunque se dio el pago.

Entonces se dice que éste candidato estafado comenzó a lanzar amenazas para que le regresaron el dinero que ya había dado y que el funcionario se encontraba destacado en esta misma zona.

Este rumor no confirma que la víctima de homicidio puede ser el implicado en la estafa, simplemente se dio a conocer por las dudas que existen de que personal de la FGE pueda estar implicado en brindar protección a organizaciones criminales que operan en la zona.

Además le comento que en otras fechas se dieron levantones de funcionarios en la zona de Tecamachalco.

Nos vemos cuando nos veamos