Como comentario a las fotos publicadas por este escribidor; recuerdos, imágenes de aquellas tumultuosas salidas a hombros de los fanáticos aficionados; las grandes figuras aupados por la multitud, llovieron los comentarios de que estas salidas ya no se veían y como explicación argumentaron que además ya no se podía. En Granada, que no es una Plaza pueblerina, con un cartel de figuras como Enrique Ponce y Juan Ortega lidiando un encierro de Daniel Ruiz. El torero del Perú Andrés Roca Rey que en su regreso a los ruedos viene demostrando que viene a por todas…en tarde lluviosa, lo que es motivo de frecuentes suspensiones, ha demostrado fehacientemente que ¡Sí se puede! Claro es, y así lo vemos claramente; se aprecian algunas diferencias que no se veían antes: la impactante presencia de la Guardia Civil y parte de la cuadrilla, al cuidado del Torero para evitar la toma de souvenirs, como cabos, remates y golpes del traje de luces, así como el predominio de los disparos de los celulares para tomar fotos que se conviertan en un testimonio de que ¡Yo estuve ahí… yo viví esto! Para eso son las selfies.

Claro que sí se puede, cuando las circunstancias lo permiten, cuando la personalidad del Torero lo provoca, cuando su arrastre reúne a multitudes que desean, anhelan estar cerca del Torero, y no cuando son costaleros a sueldo, trabajadores de Plaza los que le sacan cargando…y ahí en la Puerta de cuadrillas es donde termina la burla, la farsa aplaudida únicamente por los vecinos del Inonavit que aplauden al engañado toriandero. Siendo en esa puerta donde da principio la verdad de multitudes que quieren ser parte, testigos presenciales del triunfal momento. Nuevamente el torero capitalino José Mauricio, ha dado muestra de su enorme personalidad y la entrega que en ello pone. En la Monumental de Monterrey corrida de retorno de los Toros a la “Sultana del Norte” con Toros de José María Arturo Huerta le ha cortado las 2 orejas 2 al abre-plaza. Antes, a su llegada, ante el gentío, verdadera multitud que se agolpaba a la entrada de esa Plaza, la Policía instaló valla, reten de seguridad para protección de los actuantes. José Mau., llegando detuvo la Van que le transportaba, se bajó del vehículo, rompió la valla y se mezcló entre sus fanáticos, dejándose apapachar y permitiendo que se tomara hasta la última fotografía, todas las selfies, los testimonios de… ¡Yo estuve ahí! En la triunfal vuelta al redondel con las 2 peludas en mano y acompañado del Peón de confianza Gustavo Campos. FOTO: Frida Saavedra.

Toca ahora hablar de esa ocurrencia de la modernidad, la globalización que también se empieza ya a dar en el mundo del Toro. Sí aquí en nuestro medio la moda actual son los festejos, festivales-hispano-taurinos- camperos y similares. En el sur del país galo, región donde de manera tan formal y seria se dan los Toros, se dio un festejo Taurino-Charro con los alternantes vistiendo elegantes y vistosos trajes de charro. En la foto vemos al ya muy cotizado Paco Ureña en poderoso muletazo en traje de brega de charro vestido.

 

Mientras aquí en San Juan del Río, Querétaro, el hispano Alejandro Spla, participó en el festejo inaugural del cortijo “Valente Arellano”, con lleno absoluto, también vistiendo traje charro, cosa que a los hispanos mucho gusta. Los alternantes fueron, José Mauricio, Pedro Gutiérrez “El Capea” y Antonio Lomelin, con un encierro de La Paz.

La despedida de hoy es breve, una sentencia del enorme apoderado, gestor de toreros, don Fafaél “El Pipo”: La obsesión de mi padre era la despaciosidad”, línea del toreo que no siempre se valora, pero de gran satisfacción interna. Agrega el comentario de [email protected]