Además de actividades agrícolas, producción de cítricos, vainilla y café, en Hueytamalco se cosecha el plátano dominico, para ello, los productores mantienen cuidados específicos que garanticen la calidad de los productos. 

Durante un recorrido de Intolerancia Diario a la zona de Limóntitan Grande, ubicada en los límites entre Puebla y Veracruz, los productores contaron que desde los nueve meses, las plantas comienzan a dar los primeros frutos.  

Cada brote dará sólo una cosecha pero las plantas se regeneran de tres en tres, es decir, que después de dar frutos, un nuevo árbol crece junto al que está por fenecer y este a su vez, dará vida a una tercera generación: “En el caso de este tallo se trata de una planta que ya produjo y lleva una sucesión… y esta es la siguiente, es madre hijo y nieto”, señaló Daniel Sánchez, productor de la región. 

Foto: Omar González
Foto: Omar González

Pese a que el plátano se produce todo el año, es durante la temporada cálida, de marzo a septiembre cuando este producto se da con mayor facilidad, sin embargo el noble cultivo también genera rendimientos en los meses fríos. 

Para conseguir que el plátano tenga mayor calidad es necesario embolsarlos, protegiéndolos así tanto de las variaciones climáticas como de algunos insectos. De no contar con los cuidados necesarios, las plagas como la Sigatoka Negra, destruyen las plantas y los frutos, con lo cual se pierde la cosecha y con ello la inversión de los productores.