La irrupción de un grupo armado en el domicilio de la familia Valencia Ávila, en el municipio de Venustiano Carranza, en la sierra norte, este fin de semana volvió a dividir opiniones entre liderazgos del Partido Acción Nacional; mientras que su presidenta Genoveva Huerta Villegas guardó silencio.

Parabolica.mx documentó este sábado la publicación en la cuenta de Facebook de Marco Valencia cuando un hombre armado irrumpe a gritos en una habitación en medio de gritos y palabras altisonantes.
El secretario general panista, Francisco Fraile García, recriminó una presunta violación a los derechos humanos desde su cuenta de Twitter @paco_fraile: “... si la autoridad tiene pruebas que proceda de acuerdo a derecho…”

“... El Partido Acción Nacional y sus funcionarios debemos mantenernos al margen de defensa de acusaciones de huachicoleo (...)”, reviró Rafael Micalco, ex presidente del Comité Estatal en dos periodos, de 2006 a 2009 y de 2012 a 2015.

Luego se sumó a esa postura el ex subsecretario de Gobernación, Humberto Aguilar Coronado: “Cierto es, y así debe ser. Sin embargo, declarar para aclarar No está de más...”

Huerta Villegas que el 29 de abril pasado promovió a través de su equipo de trabajo la conferencia de prensa, realizó la logística y luego la emisión del comunicado del integrante de este clan bajo sospecha pública y ministerial, se quedó callada, contra toda lógica de su propio perfil lenguaraz.

Las diferentes posturas públicas de los líderes en el interior de Acción Nacional son el resultado de las toxicidades que anidaron en las filas de ese partido que hasta antes de la llegada del fallecido Rafael Moreno Valle al poder, había mantenido autoridad política y moral en la escena pública del estado y el país.

La familia Valencia Ávila, sobre quienes aún parecen pesar indagatorias por presuntos vínculos con grupos delictivos en la sierra norte al grado de haber cesado a mandos de la Guardia Nacional que se reunieron con ellos en abril pasado, dio origen a una profunda división en el panismo que ahora es pública.

A la desconfianza se ha sumado la sospecha por la intención por tener reuniones con objetivos prioritarios de autoridades ministeriales como Roberto de los Santos de Jesús, El Bukanas, un sujeto que pasó de ser policía municipal en el municipio veracruzano de Maltrata a líder huachicolero en Puebla y Veracruz.

El jueves 14 la dirigente panista volvió a hacer patente miopía política o torpeza sistemática al descalificar la Parabólica al afirmar que “tratan de vender por bueno algo que no pasó”.

Una lectura más pausada e inteligente habría permitido ver dos cosas: no es el columnista vocero de nadie y que buscar reuniones con mafiosos forma parte del enojo y caldo de cultivo de los panistas de bien que se han expresado públicamente, y otros que han decidido guardar su diatriba para otros tiempos, entre los cuales ya perdió respetabilidad.

En el sótano...

1.- Este fin de semana falleció don Francisco Carral Gijón, un hombre que hizo un largo camino en el deporte poblano y padre de un amigo entrañable de noble corazón como Toño Carral a quien abrazamos en casa junto a los suyos por la pérdida irreparable.

2.- Otra pérdida que lamentar, la de Aurelio (Yeyo) Contreras, el riguroso autor de la columna Rúbrica y analista en el espacio La Clave online, junto a la periodista Mónica Camarena.
Su hermano Alejandro Contreras y su compañera Gretta Martínez fueron encontrados sin vida en Tijuana, Baja California, lugar de residencia de ambos. A sus respectivas familias un abrazo fraterno y el deseo de que el consuelo llegue pronto.