Fueron llegando por su cuenta, con una diferencia mínima de tiempo. Uno a uno ingresaron a las oficinas que estrenan titular para tener la primera reunión, encuentro de acercamiento, dijeron.

Terso el ambiente, se fueron reconociendo. Empresarios del pasado con los nuevos constructores de obra pública atendieron la convocatoria que llegó como en los viejos tiempos del añejo sistema que goza de cabal salud: “con los atentos saludos de...”.

Cumplido el protocolo de rigor con abrazos y palmadas en la espalda, buenos deseos y promesas para un nuevo encuentro, una comida o cena, sellada con el clásico “nos llamamos”, siguió la conversación.

La reunión tomó el camino del único escenario de certidumbre en el periodo por el que atraviesa el estado: la breve administración estatal tiene un plazo perentorio para lo cual, todos deben hacer lo suyo.

El alto honor de servir a Puebla así lo exigía. Todos estuvieron de acuerdo, el nuevo director despidió a cada uno de sus interlocutores con un apretón de manos, las palmadas en la espalda y el compromiso de volver a tener otro encuentro.

Ya habían escuchado las palabras esperadas, el compromiso institucional de hacer valer la aspiración suprema de entregar obra a constructores poblanos; el periodo de la exclusión había quedado atrás, era la idea que flotaba tras el encuentro feliz... Hasta que llegó el pase de charola.

Fueron llevados por un asistente, el secretario particular del funcionario aquel para explicar que sería necesario entregar un 15 por ciento adicional para el cobro de las estimaciones de obra, para las que ya habían pagado otro 15 por ciento en la era de Gustavo Guzmán al frente del CAPCEE.

La historia fue contada al autor de la Parabólica por un grupo de constructores indignados, apenas abandonaron las oficinas de Luis Ontañón, el recién designado director del Comité Poblano para la Construcción de Espacios Educativos de Puebla.

La 4T no llega aún a las oficinas de Ontañón, un funcionario que dio muestras tangibles de ineficiencia administrativa cuando dirigió el Sistema Operador de Agua y Alcantarillado de Puebla, en la era de Manuel Bartlett.

En el sótano...

1.- Senador adelanta licencia. Alejandro Armenta se fue ayer del Senado de la República para contender por la candidatura al gobierno de Puebla.

Cuando faltaban dos días para llegar al 28, fecha originalmente prevista decidió dedicar tiempo y concentración a su empeño.

2.- También De la Sierra se fue. Quién también dio el paso al frente fue Nancy de la Sierra, senadora por el Partido del Trabajo. Sabe que en una de esas, la candidatura le cae en las manos, y en eso anda.

3.- La mesa Off The Récord del periodista Enrique Núñez, director de Intolerancia Diario de los miércoles promete.

Este día arranca con un cuadro de profesionales de los medios para hablar de las internas de los partidos políticos en el contexto de la extraordinaria a las 20:00 horas. ¡Felicidades!