SECCIONES
avatar-header

Adolfo López Badillo

Ex Servidor Público

PUBLICIDAD

Adolfo López Badillo
image
Último cargo
Información personal
Nombre completo
Adolfo López Badillo
Fecha nacimiento
3 de septiembre de 1974
(46 años)
Lugar nacimiento
Puebla, PUE.
Ocupación
Abogado y funcionario público
Educación
Licenciatura
Escuela Libre de Derecho de Puebla
Maestría
IBERO Puebla
Semblanza

Adolfo López Badillo es un abogado y funcionario público poblano. Nacido el 9 de marzo de 1974, fue presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla y participó en la contienda para ser presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Currículum: ¿quién es Adolfo López Badillo?

Originario de Puebla capital, Adolfo López Badillo es egresado en la Licenciatura de Derecho por la Escuela Libre de Derecho de Puebla y cuenta con una Maestría en Derecho Constitucional y Amparo por la Universidad Iberoamericana Golfo Centro. En 2003 se especializó en Derechos Humanos en la Universidad Complutense de Madrid, España, donde también hizo el Postgrado en Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales.

Además, ha sido Catedrático desde el año 2000 en Derecho Internacional Privado por la Universidad Politécnica Hispano Mexicano; en 2002 en Derecho Anglosajón y Teoría del Estado en la Escuela Libre de Derecho de Puebla y en 2007 como en Derecho Constitucional en la Universidad Noroeste.

En la función pública

Adolfo López Badillo incursionó en la función pública en el año de 1994 como capacitador electoral en el extinto Instituto Federal Electoral en Puebla. Tres años después, en 1998 comenzó su carrera en la función pública cuando fungió como Analista Jurídico de la Secretaría de Finanzas en la administración del gobernador Manuel Bartlett Díaz (1993-1999), donde también trabajó en Subsecretaría de Transportes como Jefe de Operaciones.

Bajo el gobierno de Melquíades Morales Flores (1999-2005), López Badillo fungió como Asesor Jurídico Subsecretaría de Comunicaciones y Secretario Técnico Subsecretaría de Transportes, además de ser Subdirector de Asuntos Jurídicos Secretaría de Desarrollo Económico hasta septiembre de 2002.

De febrero de 2004 a julio de 2007 comenzó a participar como visitador adjunto de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos del Programa de Atención a Migrantes Oficina de la Frontera Norte en Nogales, Sonora; y la oficina de la Frontera Sur en Villahermosa, Tabasco. En ese mismo año y hasta 2011, López Badillo fue Subdirector y Director de Dirección General de Planeación y Análisis de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Puebla

En julio de 2011, bajo la administración estatal de Rafael Moreno Valle Rosas (2011-2017), Adolfo López Badillo presentó su solicitud para ser elegido por el Congreso Estatal de Puebla como titular de la Comisión de Derechos Humanos del estado de Puebla (CDH-Puebla), misma que fue aprobada a finales de ese mes, siendo el primer presidente que no requirió aprobación del Ejecutivo estatal, sino que fue emanado como propuesta ciudadana y de asociaciones civiles.

En mayo de 2013, Moreno Valle Rosas promovió una iniciativa de ley para incrementar de tres a cinco años la gestión del presidente de la CDH-Puebla, misma que fue aprobada. En 2014, Adolfo López Badillo, envió su solicitud al Congreso Local de Puebla para que fuera ratificado en el cargo y así ocupar la presidencia durante cinco años más, la cual fue aprobada por unanimidad de votos de los diputados de la LIX Legislatura siendo ratificado como presidente de la CEDH de Puebla para el período 2014-2019.

El 12 de julio de 2019, tras ocho años en el cargo, López Badillo presentó su último informe de labores al frente de la Comisión, a un mes del término de su gestión, habiendo registrado solo 167 recomendaciones durante todo su periodo, lo que significó un decrecimiento el 70% en toda la historia de la CDH.

Críticas a su gestión como ombudsman en la CDH de Puebla

Tras su llegada a Comisión de Derechos Humanos del estado de Puebla, la gestión de Adolfo López Badillo estuvo plagada de señalamientos. Desde el año 2011 se registraron acusaciones de más de 200 presos políticos, acompañada de una estrepitosa caída en las recomendaciones emitidas, siendo que en la mayoría de quejosos se optaba por la conciliación.

Entre 2012 y 2013, solo se emitieron 60 recomendaciones y el organismo fue acusado de omisiones en distintas denuncias presentadas por sociedad civil y organizaciones de periodistas. El 2014 la Comisión avaló la llamada “Ley Bala” a pesar de que esta desató una ola de protestas de organismos no gubernamentales (ONG) tanto nacionales como internacionales por  atentar contra la protesta social y ser violatoria a los derechos individuales.

El 9 de julio de 2014 y con la aplicación de la “Ley Bala”, policías estatales de Puebla se enfrentaron a pobladores de distintas comunidades en Chalchihuapan, en un desalojo que se prolongó varias horas, lo que resultó en la muerte del niño de 13 años José Luis Tlehuatle Tamayo. Ante los hechos, el exombudsman decidió no emitir ninguna recomendación al respecto.

A finales de 2014, la agrupación Factor Ciudadano, mandó una petición al Congreso local para la destitución de López Badillo acusándolo de no cumplir con su papel como presidente de la CDH y haber ignorado las violaciones a los derechos humanos en la población de San Bernardino Chalchihuapan, el Congreso desecho la misiva.

Asimismo, en ese año se registraron al menos 72 presos políticos, según cifras de organismos civiles, la mayoría detenidos uso de la fuerza pública, por protestas contra distintas situaciones, como defensa de mototaxis y oposición a la construcción del gasoducto, el caso Chalchihuapan  o al parque de las 7 culturas en Cholula, el organismo no emitió ninguna sola recomendación al respecto.

Para 2015, el entonces presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso del Estado, Sergio Céspedes Peregrina, demandó mayor transparencia del ombudsman poblano, en el contexto en que la plantilla de la comisión se redujo un 40% y ante acusaciones de que con el argumento de ajuste de presupuesto, López Badillo despidió a más de 50 personas obligándoles a firmar su renuncia para no obtener el finiquito correspondiente.

En temas de género, la CDH presidida por López Badillo fue acusada a inicios de 2016, de discriminar a un hombre transgénero al que le fue negado el cambio de identidad en el Registro Civil de Puebla. Un mes más tarde, ante la propuesta del Congreso para activar la Alerta de Género por la creciente ola de feminicidios en Puebla, López Badillo dijo que el organismo no la solicitaría dado que "no existen elementos objetivos" para hacerlo y "no se reúnen los requisitos para tal solicitud".

Entre 2017 y 2018, el organismo emitió solo 29 recomendaciones por lo que fue acusada de “tortuguismo”, ya que las primeras tres recomendaciones emitidas en 2018, fueron derivadas de quejas en 2015, es decir, pasaron tres años para resolver las quejas, teniendo un promedio de una queja atendida de cada 705 solicitudes.

En el año del término de su gestión, Adolfo López Badillo fue acusado de usar el Congreso de la Federación Iberoamericana del Ombudsman en Andorra para “turistear” en España y Colombia; de acuerdo a los documentos, su viaje se extendió hasta dos semanas más y  López Badillo, regresó a sus oficinas en Puebla, hasta el lunes 3 de diciembre de 2019. Aunado a esa acusación se sumó la de más despidos injustificados, sumando al final de su gestión a al menos 90 personas que contratadas dentro de su gestión fueron dadas de baja.

A lo largo de sus 8 años de gestión, el exombdusman poblano fue acusado por distintas organizaciones no gubernamentales de incurrir en severas omisiones al frente de la CDH, exigiendo investigaciones y un juicio político para castigar los presuntos crímenes que cometió durante su administración hacia las garantías individuales de las personas y poblaciones.

Actualidad

En octubre de 2019, el extitular de la CDH se registró en el proceso de selección para la renovación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) para el período de 2019 al 2024, misma que no pasó a la terna donde el Senado terminó eligiendo a Rosario Piedra.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PUBLICIDAD